¿Porque tenemos una obsesión por lo amarillo?
Al igual que millones de personas tenemos una
debilidad por las cosas amarillas por una extraña razón y ahora revelamos el porqué…

Existe una respuesta a esta predilección… Según la teoría del color el “Amarillo” .Es un color brillante, alegre, que simboliza el lujo y el como estar de fiesta cada día. Se asocia con la parte intelectual de la mente y la expresión de nuestros pensamientos.

Es por lo tanto, el poder de discernir y discriminar, la memoria y las ideas claras, el poder de decisión y capacidad de juzgarlo todo.

También ayuda a ser organizado, a asimilar las ideas innovadoras y aporta la habilidad de ver y comprender los diferentes puntos de vista, tal vez por eso nos gusten los Simpsons, Minions, Bob Esponja, Pikachu, las Happy Faces, etc…

 

 

 

 

 

 

 

Por otro lado, la parte negativa de este color, es que puede aportarle el miedo o temor a ciertas cosas.

El color amarillo está asociado los signos Géminis, Leo,  Tauro y  Virgo.

Como color del Sol que es, el amarillo serena y anima. Los optimistas tienen un ánimo reluciente y el amarillo es su color. También es el color principal de la amabilidad y la prueba está en que los smile-buttons son amarillos, así como también los emotíconos .

El amarillo estimula la creatividad y hace que se agudice la percepción y la reflexión, lo que da como resultado una mayor concentración y un pensamiento más rápido, por eso es más fácil jugar con los minifigurines de LEGO y adaptarlos a diferentes entornos.

 

Curiosidades Históricas Relacionadas con el Color Amarillo

♦ Como en nuestro simbolismo el amarillo es tan frecuentemente negativo, para el cabello de este color hemos inventado la palabra rubio. Para una mujer rubia sería ofensivo decir de ella que es una mujer con pelo amarillo. Si quieres puedes probar a decirle a una chica ‘me gusta tu pelo amarillo’ para ver su reacción, (pero yo que vosotros, me protegería las pelotas (si eres hombre claro)).

♦ En la antigua Grecia el color amarillo se vinculaba a los dioses solares Helios, Apolo y Sol y los griegos representaban a sus dioses con cabellos rubios. También los mortales, incluidos los varones, querían ser rubios. Untaban sus cabellos con un ungüento decolorante que se fabricaba en Atenas, se ponían horas al sol y esperaban hasta que los cabellos se volvían rubios.

 

♦ La escritura negra sobre fondo amarillo es la que mejor se lee desde lejos. Por eso, las señales de tráfico cuyo cumplimiento es fundamental, consisten en letras o símbolos negros sobre fondo amarillo. En el Tour de Francia el líder de la carrera viste el maillot amarillo (así se le ve desde lejos) y en Wimbledon cambiaron las pelotas de tenis tradicionalmente blancas por otras de color amarillo chillón porque destacaban y se veían mejor en las retransmisiones deportivas.

 

 

♦ En Estados Unidos tienen la costumbre de poner un ‘yellow ribbon’ (lazo amarillo) en un árbol, en la valla del jardín o en la antena del coche, cuando tienen amigos o parientes que participan en una guerra o en otras empresas peligrosas. El lazo indica desde lejos que quien lo coloca se siente unido al amigo o al familiar y le desea un feliz regreso a su hogar.

♦ En la edad media, el amarillo era el color que identificaba a los proscritos de la sociedad porque era muy difícil de ocultar debido a su alta visibilidad (se ve incluso en la oscuridad). Una ordenanza de Hamburgo de 1445 obligaba a las prostitutas a ponerse un pañuelo de este color en la cabeza, y una ley de Leipzig de 1506, a llevar un mantón amarillo. También las madres solteras debían mostrar su deshonra de esta manera, como en Friburgo, donde debían llevar un gorro de este color. A los herejes se les colgaba a la hora de su ejecución una cruz amarilla. Quién tenía dudas, debía coser a su ropa un disco de este color. Éstas prendas y trozos de tela eran las manchas de la deshonra.

 

♦ En política el amarillo tiene en todos los casos un carácter negativo. Nunca ha habido un partido cuyos miembros se llamaran los amarillos porque, en el sentido político, el amarillo es el color de los traidores. Esto viene de una antigua tradición: Judas Iscariote (el apóstol que traicionó a Jesús) aparece frecuentemente representado con túnica de color amarillo pálido.

En la España del siglo XVI, época de la Inquisición, los herejes (todos aquellos que no habían obedecido hasta la autorrenuncia los mandatos de la Iglesia Católica) comparecían ante los tribunales de la Inquisición con un capote amarillo.

En Alemania, Francia y España había sindicatos amarillos, pero sólo sus adversarios los llamaban así; ellos se denominaban a sí mismos comunidades laborales, y defendían intereses comunes de trabajadores y empresarios. Para los sindicatos obreros que se autodenominaban sindicatos rojos, los miembros de las comunidades laborales eran esquiroles y traidores. De ahí que se les llamase los amarillos.

 

♦ En Asia es el color de la felicidad, de la gloria, de la sabiduría, de la armonía y de la cultura. Los chinos ven en el amarillo la fuerza natural dispensadora de vida. El norte de china se cubre constantemente con el polvo amarillo del desierto de Gobi, un polvo soluble muy beneficioso para las tierras de labor. El Huang He (río amarillo) lo es por la gran cantidad de limo que arrastra.

 

 

POR ESO AMAMOS LO AMARILLO!!! 🙂

Por /// Eduard Larios

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.