Si hablamos de tradiciones, la fiesta mexicana de día de muertos ha contagiado al mundo entero con su peculiar manera de ver la muerte como una oportunidad de convivencia con los que ya se han ido desde los que aun seguimos aquí.

 

Flores de cempasúchil o clavel chino, papel picado, comida y panes hechos especialmente para la ocasión, acompañadas de calaveras de chocolate nos recuerdan que la muerte aun que es dolorosa tiene su lado dulce y es el punto donde convergen las culturas, el recordar a los que han muerto desde el mundo de los que aun disfrutan, con comida y bebida (la que mas gustaba a los difuntos) se comparte con ellos y con el Tequila Feria de Jalisco disfrutan ambos mundos.

El tequila Feria de Jalisco es elaborado de manera artesanal en pequeñas producciones pero con una calidad de alta categoría, por eso ha ganado muchos premios internacionales en su categoría y nos hemos atrevido a probarlo, es espectacular, hay un sabor purista en cada trago, en los reposados se notan los toques de madera de roble blanco francés que le dan un característico punto de carácter.

 

Nosotros lo calificaríamos como la bebida de las tradiciones y que mejor que comenzar una con nuestros seres queridos y este espectacular Tequila.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.