Como su nombre lo dice, Block (bloques) Chain (cadena) –cadena de bloques– es un sistema de seguridad formado por bloques alojados en una base de datos compartida. Un momento…, ¿seguridad y datos compartidos en una misma frase? Sí, es posible. De hecho, esa es una de las claves de blockchain y uno de los dolores de cabeza para los ciberdelincuentes (hasta ahora no han podido acceder ni dañar blockchain).

Su fortaleza residen en que la cadena de bloques está descentralizada, es decir, para “inyectar” un virus y robar información, habría que infectar, uno a uno, todos los ordenadores conectados a la base de datos. A esta base se accede a través de criptografía avanzada (jeroglíficos modernos que cifran la información en códigos).

 

Blockchain, que empieza a tomar cuerpo como alternativa de seguridad, nació como el sistema que protegía a las criptomonedas, más conocidas como bitcoins. El Blockchain superará el uso casi exclusivo que se le otorga ahora mismo –relacionado con las criptodivisas– y lo veremos aplicado a propiedad intelectual, seguridad alimentaria o administración de bienes. Amazon, por ejemplo, con su plataforma basada en suscripciones blockchain-as-a-service ya está apostando por esta tecnología, de la misma manera que Samsung, Microsoft, IBM o Alibaba.

 

No todo es maravilloso en el universo blockchain No todo iba a ser felicidad. La Harvard Business Rewiew (HBR) en un paper muy recomendable se muestra cautelosa ante la gran expectación suscitada por blockchain. Más allá del escepticismo respecto a la seguridad, consideran que hay “muchas barreras a nivel tecnológico, gubernamental, organizativo e incluso social que hay que derribar”.

Para la publicación norteamericana, este proceso llevará muchos años, ya que blockchain requiere de la creación de un nuevo modelo de mercado, ya que la “cadena de bloques” no encaja en el actual modelo de negocio. La HBR es incapaz de predecir cuándo se implantará definitivamente el blockchain en nuestras gestiones diarias. Lo cierto es que ya se está utilizando y éste 2020 será un año importante para hacer mejoras y dar la bienvenida a la nueva generación de criptomonedas.

 

En palabras de Oscar Larios e imágenes de Francisco Marin para EstiloBCN Magazine.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.