Los jugadores del equipo de la ciudad Sueca de Borlange, el DalkurdFF Borlänge de tercera división, debieron viajar en el avión que volaba entre BarcelonaDüsseldorf estrellado en los Alpes Franceses el día martes 24 de marzo. Finalmente, los nervios y la tensión terminaron en lágrimas de alegría para las personas de esta pequeña ciudad de poco más de 41.000 habitantes cuando conocieron la noticia de que técnicos y jugadores se habían salvado por un cambio de planes a última hora. Consideraron que la espera de conexión en el aeropuerto de Düsseldorf era demasiado larga y decidieron cambiar sus pasajes en el avión de la aerolínea Germanwings por las últimas plazas disponibles en tres vuelos con destino a Múnich.

Esta decisión les ha salvado la vida… De lo contrario serían parte de los restos del accidente.

  

“A todos los que han intentado contactar con nosotros en las últimas horas, estamos bien y en casa”, publicó en su cuenta de Twitter el portero del Dalkurd FF, Frank Pettersson.

El director deportivo del club, Adil Kizil, confirmó que cambiaron de vuelo en el último momento.

“Había cuatro aviones que han salido a esa hora y que volaban hacia el norte, pasando por encima de los Alpes. Cuatro aviones y nosotros teníamos jugadores en tres de ellos. Se puede decir que hemos tenido verdaderamente mucha, mucha suerte”, comentó Kizil en declaraciones que recoge la publicación francesa  “L’Équipe”.

Suerte, coincidencia o destino?  

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.